Sábado, Junio 24, 2017
Otros Banner

El Agua es Vida

El Agua es Vida

El agua es un elemento de vital importancia en el cuerpo humano, el cual está compuesto por casi un 2/3 de agua, ayudando a la mayoría de las funciones del mismo.

En el organismo el agua forma parte del cerebro, se necesita para exhalar, regular la temperatura del cuerpo, la sangre está compuesta por más de 90% de agua, los huesos tienen alrededor de 22% de agua, los músculos son 75% agua, sirve como medio de transporte de los nutrientes y el oxígeno a las células e igualmente ayuda a la absorción de los nutrientes. Esta es una lista corta y no limitativa de las funciones que ejerce el agua en el organismo de los seres vivos del reino animal, denotando esto la gran importancia que tiene el agua para que nuestro cuerpo funcione de manera adecuada.

Por otro lado, el agua es de suma necesidad en todas las actividades que realizamos a cada momento y más aún en los servicios que recibimos de la naturaleza, a tal punto que nos podrían faltar hasta los alimentos pero no el agua, ya que sin ella sería difícil la sobrevivencia humana.

Sin embargo, el agua no está disponible en la cantidad según la magnitud de la importancia que ésta tiene en nuestras vidas.

Veamos, de toda el agua disponible de manera natural, ya sea en la atmósfera, superficie terrestre, bajo tierra o en los océanos, sólo el 2.5 por ciento del agua que hay en la tierra es dulce, encontrándose la misma en su mayor parte congelada en los glaciares y en los casquetes polares y “aproximadamente el 96 por ciento del agua dulce en estado líquido se localiza en zonas subterráneas y la pequeña fracción restante se encuentra en la superficie o en la atmósfera”.

El slogan “El agua es vida” nos debe llevar a la reflexión de que es urgente y necesario que llevemos a cabo acciones para proteger nuestros escasos recursos acuíferos, de ahí que es vital la conservación de la región de La Sierra ubicada en la vertiente norte de la Cordillera Central al igual que otras zonas del país. En las montañas de nuestro país es que se produce el agua que utilizan los más de 11 millones de habitantes que tiene la República Dominicana.

Hoy, todos debemos poner de nuestra parte realizando acciones que protejan las cuencas hidrográficas de La Sierra. Mañana podrá ser tarde, todos debemos imitar y apoyar lo que desde hace más de tres décadas viene realizando el Plan Sierra con sus diferentes programas, proyectos y actividades para lograr restaurar la cobertura boscosa que exhibía la región en la década de los 30, que era de un 60% o más, la misma se redujo a casi un 20% al final de los años 70 y al momento con estas acciones se ha llegado a restaurar la cobertura boscosa de la región en más de un 50 por ciento.

En la medida que una cuenca hidrográfica aumenta su cobertura boscosa, se recupera su capacidad de regular la escorrentía resultante de las lluvias, en esa misma medida los caudales hídricos se regulan y hay una reducción en la pérdida de suelo por efecto de la erosión, o de agua ya sea por la escorrentía o por la evapotranspiración, significando una mayor disponibilidad de agua de calidad para suplir la demanda de este preciado líquido.

AAJG/