Sábado, Junio 24, 2017
Vista Arroyo Hondo

Acciones Propuestas

La propuesta del Plan Sierra se resume en la aplicación de un Plan de Reordenamiento Ecológico y Social de la región de La Sierra.

EL Plan de Reordenamiento Ecológico consiste en cubrir los suelos de La Sierra con sistemas de producción sostenibles, lo que implica:

    • Cubrir de bosques un 60% del área.
    • Cubrir de café bajo sombra de leguminosas y maderables de alto valor comercial el 18%.
    • Establecimiento de sistemas Silvopastoriles en el 18% y
    • Establecer conucos mejorados en un 4% de su territorio.

 

El Reordenamiento del socio-sistema se resume en la función de acompañar a los grupos y las comunidades para:

    • Contribuir a mejorar la calidad y nivel de vida de sus habitantes creando fuentes alternativas de generación de ingresos, agua potable y saneamiento ambiental y desarrollo del capital social y
    • Participar en las actividades de cambio en el uso del suelo.

El propósito del Plan Sierra como organización es implementar el Plan de Ordenamiento de La Sierra por encargo del Estado Dominicano como un esfuerzo con el Sector Privado.

El mismo persigue garantizar el flujo constante de agua en calidad y cantidad y asegurar el abastecimiento de agua para irrigación y consumo humano y generación eléctrica, por medio del reordenamiento de las cuencas hidrográficas en la parte alta y media de los ríos Bao, Amina y Mao que forman el territorio cubierto por el Plan, que incluye los municipios de Jánico y San José de las Matas en la provincia de Santiago, Monción y las secciones de Toma, Palmarejo y Clavijo de San Ignacio de Sabaneta en la provincia de Santiago Rodríguez. En resumen, este reordenamiento incluye como estrategia general la elevación de la calidad de vida de los habitantes de la región de La Sierra que incluye las cuencas altas y media de los ríos Bao, Amina y Mao principales afluentes del Río Yaque del Norte.

Los seis componentes estratégicos básicos son los siguientes:

    1. Manejo de los bosques existentes;
    2. Reforestación de terrenos degradados en desuso;
    3. Conversión de pastizales en sistemas silvopastoriles;
    4. Ampliación, mejoramiento y cuidado de los bosques de protección;
    5. Uso del suelo y de los espacios que ahora son conucos, en cultivos de ciclo corto de alto valor por unidad, con técnicas de conservación de suelos, además de cultivos en ambiente controlado (invernaderos), como componentes del sistema familiar de generación de ingresos en especie y en efectivo, y
    6. Apoyar a los grupos y comunidades en la ejecución de proyectos sociales que mejoren su calidad de vida.

 

Se estima que en los más de 30 años que lleva el Plan Sierra se ha cumplido con poco más de la mitad del reordenamiento de las cuencas, y con más de dos tercios de las metas en el área social. La aplicación de estos componentes se ejecuta a través de la creación de modelos de desarrollo sostenibles que permitan la recuperación y protección de las importantes cuencas hidrográficas ya indicadas a fin de que cumplan su rol respecto a la región y al País de producir agua, energía eléctrica, café y madera, generando miles de empleos en la zona y aportando a la economía nacional la posibilidad de producir alimentos en los valles. Estas actividades deben realizarse bajo condiciones de sostenibilidad social y ecológica.

El reordenamiento del socio sistema incluye la formación de comunidades conocedoras de sus problemas y las posibilidades de solucionarlos, y el reordenamiento ecológico implica un cambio hacia el uso adecuado de los suelos que permita mantenerlos en producción con rubros y a la vez que aseguren una cobertura permanente de los mismos.

El fortalecimiento institucional de las organizaciones comunitarias para aumentar sus posibilidades de negociar con el gobierno, con los financiadores y con los diferentes agentes que interactúan en la región.